Se las voy a dejar picando, con el arco vacío, para empujarla nomás…

Resulta que un delantero campeón está en Mardel disfrutando de sus últimos días de vacaciones, ya que tiene que volver a la pretemporada de su club. Y la está pasando bien, entre amigos y noches de jolgorio. Pero lo más interesante es que le gusta tirar “Paredes” y ni precisamente con Cvitanich. También me llegó que le gustan las “Barbies” pero morochas, y que su lugar para jugar es el hotel Continental. Bechos!