Cada vez más agrandada

Hace un año no era nadie. Su fama fue creciendo de forma meteórica, gracias a un personaje inisual, mezcla de ternura, picardía e indiscutibles cualidades artísticas. Sin embargo, parece que la exitoína se le subió a la cabeza.

Cada vez que concurre a un evento, esquiva presurosa a la prensa presente, con excusas del tipo “vine a disfrutar” o “estoy muy cansada”. Además, es imposible concretar una nota con ella: su representante pide, día tras día, que la llamen “al día siguiente”, hasta provocar el hartazgo de los cronistas.

No es que creamos que sea su deber el atender a la prensa, pero un poco de buena onda no le hace mal a nadie…


Fuente-

3 comentarios:

Trimedia Contenidos dijo...

Coki Ramirezzz

Yo dijo...

Hace un año se dice lo mismo.

Anónimo dijo...

La cordobesa falsa y trepadora que se hace la humilde de Coki Rmrz