No toca botón!!!

Hace unos días, un prestigioso conductor entró al quirófano para realizarse una intervención de rutina. Nada para preocuparse. Sin embargo, el hombre pasó un mal momento porque cuando la enfermera de turno lo fue a higienizar, tuvo una erección.

¡Disculpeme don…!, dijo inmediatamente la enfermera, con culpa por lo sucedido. El hombre, lejos de enojarse, le dijo que no se hiciera problema porque en realidad se debía a que la pobre chica había tocado un botón que había provocado la reacción.

Fuente.