Escalera a la fama

Ella quiso ser una super modelo sin haber pisado nunca una pasarela y se quedó en el camino, pero en el medio ligó alta exposición mediática. Maravillas y misterios de la tele, consiguió reconocimiento público por un pequeño papel en un segmento que parecía más una obra de teatro de fin de año de un colegio que un programa de humor en un canal líder. Sin embargo, el éxito acompañó.
A pesar de un inesperado y sorprendente romance con la estrella del ciclo, mucho mayor y menos agraciado que ella, nadie entendió cómo fue que consiguió un protagónico en una telenovela cómica de la tarde. Nadie salvo los que saben de su affair con el mujeriego productor.
Ahora que está en las tapas de las revistas por otro amor, en los pasillos los técnicos comentan maliciosos si su joven pareja y su amigo el productor no tendrán ganas de hacer algo de a tres.

4 comentarios:

Jade dijo...

soledad fandiño!!

productor=suar

asi que bueno... dijo...

soledad fandiño

Anónimo dijo...

Fandiño. Y el romance con Cabré es una estrategia de marketing, es más que obvio.

Ro dijo...

FANDIÑÑÑÑÑOOOOOOOO!!!!!!